Presione "Enter" para saltar al contenido

Mascarillas en tiempo de vacunación por Airnatech

En tiempos de coronavirus, qué duda cabe que la mascarilla ha contribuido a aportar la protección adecuada para evitar más contagios. Es en estos momentos, cuando se está viviendo una nueva ola por diversas causas y cuando más necesitamos afianzar la seguridad como prioridad. Nuevas olas, nuevos contagios, pero también nuevas cepas, así se ha conocido en Este sitio de internet.

Parecen novedades poco alentadoras, no obstante, desde Airnatech, se quiere lanzar un mensaje tranquilizador en cuanto a los productos e incesante lucha contra esta pandemia que, a fuerza obliga, seguir trabajando para ofrecer la mejor calidad y la mayor protección posible siempre desde la perspectiva de la investigación y desarrollo. La visión de futuro de Airnatech es ahora, y el ahora implica invertir en I+D como parte fundamental de la filosofía empresarial. 

Como pioneros en la creación de nuevos tipos de mascarillas con formato FFP2, el pasado 2020 se lanzó al mercado la mascarilla AIRNATECH PLUS, con un 99,9% de eficacia en filtración bacteriana, un 30% más de respirabilidad y reutilizables hasta veinte lavados. Todo esto sumado a la certificación de eficiencia de filtración de Aitex, la más alta del mercado. 

En este sentido, y al contrario que la mascarillas higiénica tradicional, esta última tiene la capacidad de filtración tanto en la inhalación como en la exhalación, constituyendo así una protección bidireccional. Se debe tener en cuenta que existen varios tipos de filtración. La física, que no deja pasar a las partículas mediante las diferentes fibras entrelazadas y por la que se evita la penetración de las bacterias y agentes microbianos gracias a la carga electroestática de dicha capa, que roba los electrones de las membranas de las bacterias, desactivándolas y por tanto garantizando la seguridad. 

El experto biólogo en Airnatech, Pablo Sarrión, explica ciertos matices a tener en cuenta.

Pablo Sarrión es graduado en biotecnología y ha participado en varias jornadas como “ Impacto de una Crisis Sanitaria en la Seguridad y Defensa Nacional: Riesgos Nucleares, Biológicos y Químicos “. 

«Como biotecnólogo, insisto en la rotunda importancia de la capacidad hidrófoba de las mascarillas Airnatech. El material hidrófobo impide la penetración de las partículas procedentes de secreciones respiratorias, por tanto minimiza enormemente la entrada de microorganismos en comparación con las mascarillas higiénicas convencionales. Las AIRNATECH PLUS son mascarillas altamente seguras. Ratifico esta afirmación desde el campo que me ocupa«, comenta Pablo Sarrión de Airnatech.

Se ha referido a las características anteriormente, ya que le genera cierta inquietud dado el proceso de vacunación en el que nos encontramos inmersos actualmente. De modo que, añade: «Seamos claros. Aunque usted esté vacunado, usted debe llevar mascarilla. Las razones son obvias. La vacuna impide enfermar, pero no implica la eliminación de reservorios en el organismo por lo que se es susceptible de ser portador.«

La persona vacunada no enferma, ya que la vacuna estimula el sistema inmunológico educando a las defensas del cuerpo a resistir, generando así anticuerpos mediante la inserción de virus muertos o debilitados, pero puede contagiar, al menos hasta que no se consiga la tantas veces nombrada “inmunidad de grupo”. Dicho esto, la mascarilla es imprescindible en esta lucha contra el coronavirus. Aún estando vacunado es imprescindible su uso.

La actitud como profesional de la biotecnología es esperanzadora. Qué duda cabe que donde se una la investigación, la tecnología y el emprendimiento conlleva un resultado siempre óptimo. El biólogo concluye: «En mi campo y en el de otros profesionales de Airnatech sean ingenieros, arquitectos, electromecánicos o expertos en logística, seguiremos trabajando para conseguir el mejor producto.»